Dennis Smith, actuar y cantar para vivir

El actor y cantante siempre relata momentos autobiográficos y familiares en sus obras. En el FIBA habrá nuevas versiones de "Negra", "Boyscout" y "Los abrazos huecos".

«No sé mentir y cada vez me cuesta más crear universos de ficción. Siento que como artista debo ser honesto. Lo leo, me escucho y entiendo lo ridículo de mi creencia, pero qué se le va a hacer: lo creo y no le hago mal a nadie, supongo.
Creer es crear. Y creo desde lo que creo. No necesariamente desde ideas, si no desde pequeños hilos que me van diciendo “tira de mí”. Y tiro. Y a veces es cortito el hilo y otras es larguísimo. Y a veces se atasca y otras sale como la lombriz solitaria de un tirón. Cuanto menos pienso en cómo, más surge el qué. Cuánto menos pienso el qué, más surge el cómo.
Odio pensar y odio calcular. Odio el ajedrez y odio a la gente que vive como jugando una partida. Odio la idea de volver científico al hecho artístico y odio que alguien se crea menos por no haber hecho tal o cuál operación narrativa.
Amo escuchar voces. Adentro, afuera. Amo poder distinguirlas. Amo escuchar vida. Odio escuchar ansias de aplausos y gloria. Odio escuchar a la gente pedante. Amo escuchar al caminante de a pie. Amo escribir lo que me sale. Odio planificar como si se tratase de una autopsia. Amo escuchar la verdad, de quien sea, aunque sea falsa para mí. Amo que las palabras vayan saliendo solas y en su amontonamiento creen sentidos, como materiales voluminosos y reverberantes. Odio a los jóvenes que pretenden ser viejos y se creen Tennessee Williams. Amo a la gente que quiere ser quien es. Amo crear cosas que sean. Creo desde donde me sale y cuando me sale.
Crear es una forma de creer.
La obra es siempre más inteligente que el autor. Salud»