Pablo Culell: «Soy de los que miran para adelante»

El productor general de Underground cree que la solidaridad será clave en estos momentos. Aconseja generar proyectos desde la creatividad y seguir formándose.

Por Muriel Mahdjoubian Rébori. Fotos: Gentileza Prensa.

«No nos une el amor sino el espanto», dice un poema de Jorge Luis Borges. Y Pablo Culell cree que es la mejor forma de definir estos tiempos de pandemia. El productor de contenidos y producción de Underground, mano derecha y dupla creativa junto a Sebastián Ortega, cuenta cómo está atravesando la cuarentena y su mirada de la industria.

¿Qué pensás de esta situación que nos toca vivir? ¿Cómo la afrontas?

Trato de llevarla de la mejor manera, pero hay días mejores que otros. Todos nos ponemos paranoicos, hipocondríacos y nos angustiamos, pero le encontramos la vuelta porque uno trata de continuar con sus vínculos y ver a sus seres queridos, aunque sea con esta nueva modalidad on-line. Toda la humanidad está viviendo algo excepcional que nos hermana, nos identifica. Parece la frase de Jorge Luis Borges: «No nos une el amor sino sino el espanto». Estaría bueno que fuera al revés. Los seres humanos tenemos la capacidad de adaptarnos. Hay gente en mejores condiciones de sobrellevar esta cuarentena que otras. Uno puede ser un privilegiado porque tiene techo, comida y trabajo, mientras que muchos otros no tienen esas posibilidades y pasan por circunstancias muy graves. No solo están preocupados por su salud, sino por lo laboral también. Sostengo que estamos en un momento en donde tenemos que ser muy solidarios. No soy de los que se preguntan por qué pasan las cosas, sino para qué pasan. Seguramente es para vivir en una sociedad mejor.

La humanidad paso por grandes desastres. ¿Pensás que algo se modificará? ¿Hay algún beneficio que se pueda obtener de todo esto?

La humanidad siempre se ha levantado de grandes desastres, pero hay mucha gente que queda en el camino y hay que pensar en ellos. Espero que aparezca la vacuna y que de a poco vayamos volviendo a una vida más normal, pero seguramente no va a ser igual porque todo esto nos va a modificar. Nos tocó a todos. Y en este punto está bueno pensar y reflexionar sobre qué podemos hacer para mejorar todos en lo colectivo e individual. Yo soy de los que miran para adelante.

¿Algún consejo en este momento para los actores, directores, productores y artistas?

Me parece que la gente de la profesión la está pasando muy mal porque toda la industria está parada y va a seguir en pausa por bastante tiempo más. Mi consejo en principio es calma; saber que esto va a pasar y que no llegó para quedarse. Tendremos que ayudarnos entre nosotros y generar proyectos desde la creatividad y el talento que tenemos todos los que trabajamos en esto. Si a leer, a formarse y a seguir estudiando.

¿Con quién te hubiera gustado tomar un vino del mundo del cine o teatro de todos los tiempos?

Con mucha gente, pero hoy te digo con Pedro Almodóvar porque siempre fue alguien a que admiré mucho. Me identifica su cine, su estética, su estilo y su cabeza.

El Marginal, una de las creaciones más exitosas de Underground.

¿Qué tiene que tener un actor para trabajar en Underground?

La pasión es fundamental para el artista, es el motor. Las personas que no son apasionadas no pueden trabajar en algo como lo que hacemos nosotros. Hay un fuego interno, una llama que te enciende y que te hace volar. Creo que sin pasión uno no puede ser un gran artista. La gente apasionada es más feliz porque no se queda en el rencor, ni en el resentimiento, ni en la frustración, sino que piensa que aquello que está haciendo lo nutre. Y si no es como uno esperaba, porque también puede pasar, ya vendrá otra cosa. Por eso insisto con que la pasión es un motor. Para nosotros que trabajamos en Underground ese es un requisito fundamental. Cuando buscamos los actores, lo hacemos dentro de un perfil de personaje y estilo de programa. Hay que pensar qué tipo de programa queremos hacer y qué perfiles de personajes estamos buscando y cómo se reúnen los distintos componentes para generar ese conglomerado de actores que son como una sinfonía. Por supuesto nos gusta la gente con talento, comprometida, con aportes creativos, propuestas y apasionada.

¿Te gustaría agregar algo más?

Si, hay una frase que escuche el otro día que me gusto porque me identificó: “El que cuenta la historia, hace la historia”. Hoy nosotros mismos estamos contando nuestra propia historia y tenemos que ser protagonistas de ella y pensar qué historia queremos contar de aquí para adelante. Tenemos que pensar en positivo más allá de este momento que estamos viviendo que nos angustia tanto.