Mauricio Kartun: «En momentos de desconcierto, el arte es refugio»

El dramaturgo, director y maestro aconseja «soltar la mano» a quienes se dedican a la escritura. El auge de las ficciones y un vino compartido -e imaginario- con Armando Discépolo.

Por Muriel Mahdjoubian Rébori. Fotos: Gentileza Clarín y prensa Complejo Teatral de Buenos Aires .

«La energía y el fluir de la naturaleza hará sus cosas, por un lado. La máquina impiadosa del sistema hará las propias. Y nuestras neurosis las suyas también», dice Mauricio Kartun, como una forma de definición de estos tiempos de pandemia; quizás como una forma de vislumbrar cómo saldremos de todo esto. El dramaturgo, director y maestro, que el año pasado estrenó la obra La vis cómica, da su visión sobre la creación en estos tiempos de cuarentena e incertidumbre para todos. Y más aún en el mundo del teatro.

Las sociedades han pasado por grandes catástrofes. ¿Crees que algo se modificará? ¿Hay algún beneficio que se pueda obtener de todo esto?

Cuando las estructuras se mueven, las cosas siempre quedan acomodadas de otra manera. Es inevitable. En las casas de los que pasaron la guerra, la comida, por ejemplo, ha tenido un valor totalmente diferente de quienes no pasaron limitaciones así. Las cosas se modifican; la geografía cambia. El barrio de Belgrano era zona de quintas y tuvo su despegue en la epidemia de fiebre amarilla por las familias pudientes que se retiraban a zonas más descampadas. Habrá beneficios y perjuicios. La energía y el fluir de la naturaleza hará sus cosas, por un lado; la máquina impiadosa del sistema hará las propias y nuestras neurosis las suyas también.

La vis cómica, la última creación de Kartun.

¿El arte puede ayudar en este momento? Si es así, ¿cómo puede hacerlo?

El arte es una de las pocas alternativas que hemos creado los humanos para poder vernos como somos. No tenemos muchos otros procedimientos para eso; la filosofía tal vez, o la religión para quienes tienen el beneficio de la fe. Para todo el resto: el arte. En momentos de tanto desconcierto como éste, el arte es refugio. Las ficciones hoy son un auge brutal, la gente en el mundo canta, lee, actúa, baila, pinta, se manifiesta. Es nuestra expresión en el sentido más literal: ex primere, exprimir, ir más allá de lo primero.

Algún consejo que puedas brindar a los artistas en estos tiempos de cuarentena.

A los que escriben: soltar la mano. Si no, se entumece. Es difícil concentrarse en nuevos proyectos, pero hay mil medios alternativos: las redes sociales son un soporte tan digno como cualquier otro. Escribir y soltar.

¿Con quién del mundo del teatro te hubiera gustado tomar un vino? ¿Por qué?

Con Armando Discépolo. Cuentan que era medio insufrible, mal llevado, pero si el vino le soltase un poco la boca lo exprimiría. Tengo mucha admiración por su obra, hay mil cosas que quisiera saber.