Julieta Díaz: «Me alarma que el teatro no vuelva a recuperar la vitalidad»

La actriz realiza funciones vía streaming de «Felices los felices», con dirección de Daniel Veronese. La experiencia de los ensayos por Zoom y la preocupación por las salas independientes.

Por Muriel Mahdjoubian Rébori. Fotos: Gentileza Clarín.

Julieta Díaz estrenó la obra Felices los felices, una selección de textos de la autora francesa, Yazmina Reza con dirección de Daniel Veronese. Se puede ver por streaming desde la página del teatro El Picadero.

El espectáculo cuenta con tres monólogos interpretados por Julieta Diaz, Cecilia Roth y Peto Menahem. Es un matrimonio integrado por Odile y Robert Toscano y una amiga de la pareja, Pascualine Hutner. “Con Peto somos un matrimonio, pero cada uno tiene su propia mirada, por eso la obra te permite escuchar las dos campanas”, explica Julieta.

Los textos pululan entre lo dramático y lo grotesco. Reza se sumerge en el amor y el desamor, en la amistad y la traición, en la vida matrimonial y el desengaño, las rupturas y las decepciones, que a veces llegan golpeando conciencias y corazones.

 ¿De qué se trata tu personaje?

Mi personaje es Odile Toscano, la mujer de Robert Toscano, interpretado por Peto Menahem. Somos un matrimonio, pero cada uno hace su monologo. Entonces, te permite escuchar la campana de ambos lados de la pareja. Los personajes hablan como si estuvieran confesándose a cámara, lo que genera mucha intimidad con el espectador, como si yo estuviera hablándole a un amigo. Odile habla de su relación de pareja, de sus hijos, y lo que le va pasando desde su perspectiva luego de toda una noche de discusión con su marido.

¿Cómo fue la experiencia de hacer teatro vía streaming?

El streaming me resulto muy interesante porque es como si fuera un tercer lenguaje para mí. No es teatro presencial y no es audiovisual solamente. Es algo nuevo que no va a reemplazar lo presencial. Eso no es lo preocupante. Sí me alarma que el teatro no vuelva a recuperar la vitalidad que tenía; me preocupa la cantidad de salas independientes que han cerrado y otras tantas que necesitan de mucho apoyo. El streaming me parece un tercer lenguaje, que es una opción atractiva para la gente pueda ver desde sus casas. Sería como un punto en el medio del teatro y el cine. También fue toda una gran experiencia hacer los ensayos por Zoom. Al comienzo fue un poco raro. Yo no había trabajado antes con Veronese. Por supuesto, había visto sus obras y tenía muchas ganas de trabajar con él. Y la verdad es que fue bárbaro. Ha sido muy interesante como fue avanzando el proceso, a pesar de la tecnología. No me gustaría hacerlo siempre así, pero creo que para esta instancia me parece que estuvo bien. A mí me gustan los ensayos presenciales porque claramente no es lo mismo. De todas formas, lo importante es buscar el camino para poder seguir avanzando con la creatividad y nosotros encontramos la manera.

Afiche de promoción de «Felices los felices».

¿Quedaron muchos proyectos en el camino por la pandemia? ¿Y cuáles son los futuros?

Si quedaron varios en el camino y sobre todo de teatro porque este año iba hacer más. De todas maneras, quedaron pendiente para hacer más adelante, no es que se suspendieron. En abril iba a estrenar Precoz, una adaptación teatral de la novela de Ariana Harwicz junto a Tomy Wicz, con dirección de Lorena Vega. Y también una obra de un texto de Javier Daulte, con Gloria Carrá y Paola Krum. Todo quedó en el camino, pero veremos cómo se mete en la agenda del año que viene. Ahora arranco a grabar una serie que se desprende, del programa que se hizo, Pequeña Victoria, y es una producción para Telefé y Amazon. Empezamos a grabar con protocolo, muy cuidadoso así que esto también será una nueva experiencia para mí.

– ¿El arte puede ayudar en este momento? Y si es así, ¿de qué manera?

Yo creo que el arte sí puede ayudar. Lo digo más que como artista como persona. El arte a mí me ayudó muchísimo. Durante la cuarentena vi buenas series, películas, pude leer varios libros y escuchar música. Además, como artista, pude grabar canciones con amigos y escribí bastante. Hace mucho tiempo que estudio canto, pero ahora estoy haciéndolo con más intensidad. En cuanto a la escritura, lo hago desde que soy adolescente. Ahora comencé a subir algunas cosas a las redes y me ayudó muchísimo. El arte en general es canalizador de todo.

¿Con quién te hubiera gustado tomar un vino del mundo del arte y por qué?

Con mucha gente. Justamente, una de las tradiciones del teatro cuando terminás de hacer la función es ir comer y brindar con los compañeros y compañeras. Es algo que siempre disfruté mucho. Es muy lindo ese encuentro y me encantaría volver pronto a poder repetirlo. Cuando regrese al teatro, será con Daniel Veronse, Javier Daulte, Paola Krum, Gloria Carra, Lorena Vega y Tomy Wicz. Me encantaría compartirlo con ellos y ellas.

La obra «Felices los felices» se podrá ver el sábado 19, a las 21, vía streaming en el Teatro Picadero. Más información y entradas en www.teatropicadero.com.ar.